12E
12E
12E

El objetivo de Suzuki va más allá de la comercialización de motocicletas y otros vehículos.  Su apuesta de negocio está basada en la formación y la educación para una mejor calidad de vida, expresada en el transporte, pero con profundas raíces de responsabilidad social empresarial.

Como una de las actividades culturales de mayor exposición, se encuentra la Escuela de Manejo Seguro de motocicletas, en su tercera edición del año 2019.

Con el apoyo de la Policía Nacional Civil, como parte de su iniciativa “Motorista Seguro”, se contó con pláticas de formación, iniciando sobre los hábitos adecuados al conducir, hasta ornato citadino.  Haciendo acopio de habilidad narrativa, Giovanni Tagre, Encargado de Capacitaciones Educación Vial de PNC, hizo un paralelo entre la naturaleza, la flora, la fauna y el humano en motocicleta.

La PNC complementa su programa con el fomento del adecuado proceder al estar en norma de ley a través del trámite de la Licencia de Conducción de Motocicleta.

Por su lado, Suzuki presentó las buenas prácticas tendientes a tornarse en hábitos, como la vuelta 360 al estado de la motocicleta, evaluación de los cascos acorde a sus sellos de homologación de seguridad y la práctica de manejo controlado en un diseño capaz de replicar condiciones de calles regulares de la ciudad.

Un punto importante a señalar es una normativa de Suzuki: se enseña a manejar utilizando casco, de forma que este hábito sea una parte normal de manejar una motocicleta siempre, desde el primer metro del aprendizaje.

Con la participación de casi medio centenar de personas que, por primera vez, manejaron una moto, esta actividad es la primera experiencia edificante para el futuro motorista.

Es importante señalar que el 70% de los participantes fueron mujeres, lo cual viene a corroborar la actitud pionera experimental de las damas, que como cabeza del hogar, son proclives a vivir nuevas emociones, buscar soluciones y evaluar opciones.

Es así como Suzuki y entidades involucradas en la búsqueda de la mejor calidad de vida de la sociedad, y especialmente de los motoristas, muestran con hechos su vocación en enfocarse en la educación como la herramienta primordial para los cambios sociales positivos.