Escape
Escape
Escape

Cuando Suzuki desarrolla una planta poder, desde el principio deben cumplirse objetivos primarios de la marca: economía, larga duración, seguridad, confort, desempeño y calidad percibida.

La base del transporte motorizado consiste en poner energía físico-química (gasolina) en un ambiente donde se transforma en calor y movimiento (motor) y luego expulsar los desechos con el menor impacto posible (sistema de escape).

El diseño del sistema de escape responde a: expulsar los gases quemados acorde a la economía del consumo establecido para el motor, provocar un sonido sanamente aceptable por el motorista y protegerlo de la alta temperatura de las emisiones.  Desde luego, al lograr esos objetivos, el pasajero y el entorno de la moto también se benefician.

Al ser parte del flujo de la gasolina quemada, el escape sirve para terminar de quemar algunas partículas del combustible, esto hace una acción “detonante”, para luego pasar al silenciador.  En esa ruta se estrangulan los gases.

Si quitamos esos filtros, el motor entregará más fuerza pero consumirá más gasolina, el ruido de la explosión tendrá un sonido muy alto y desagradable, así como se liberarán partículas de gasolina al aire.  Es decir, es inadecuado para lograr un adecuado funcionamiento, a pesar de lograr más potencia momentánea.

Por eso, cuando se le quita el sistema de escape a una motocicleta, entregará más fuerza y mayor potencia, pero también sucederá:

  • El ruido del motor saldrá casi de inmediato al ambiente. Ese sonido tiene variadas frecuencias y longitudes de onda, algunas sumamente molestas para el oído humano. El primer efecto será sordera parcial o permanente para el motorista y su acompañante. Se ha llegado a establecer ondas capaces de afectar terriblemente la salud a mediano y largo plazo.
  • Molestará a las personas en el entorno por el desagradable sonido.
  • Si bien la moto tendrá un mayor desempeño, también afectará el consumo de gasolina. Recuerde que la energía no se crea ni destruye, solo cambia de forma.
  • Quien maneja una motocicleta sin escape, presenta un algo riesgo de lastimadura por calor al aproximarse al pequeño tubo que trabaja como escape.
  • Además de provocar contaminación auditiva, también se genera contaminación gaseosa.

Por eso, tu Suzuki es producto de un largo proceso de investigación y desarrollo, años de experiencia y de la mejor tecnología mundial en producción de motocicletas.

No creas que al quitarle el escape has logrado algo pasado por alto por los ingenieros de Suzuki.  Todo lo contrario, estás contraviniendo la tecnología probada y comprobada mundialmente, por un simple capricho o ausencia de experiencia.

Tu Suzuki está fabricada para entregarte desempeño, alta calidad de vida, economía y seguridad.